Carlos Enrique Cabrera

Victoria


El exterminio de la columna enemiga fue total. No se hicieron prisioneros. En el improvisado campamento el ambiente era de fiesta, la alegría general. Pero en lo más íntimo de sus corazones los victoriosos soldados -ebrios y en apariencia exultantes- envidiaban la suerte adversa de los muertos. Para aquéllos la guerra ya había terminado

Anuncios

7 pensamientos en “Carlos Enrique Cabrera

  1. Pagar con la vida la paz. Lo han hecho los muertos y los vivos desean estar en su lugar…Voluntarios a tan alto pago por tal de obtenerla.La paz bien merece una guerra, supongo que se podría sacar al fin de todo esto…y de nuevo a empezar, de nuevo a empezar…sin finalNos vemos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s